Naranjas sanguinas confitadas


Aunque se tarda un rato, es muy fácil preparar así las naranjas, limones o cualquier otro cítrico y poder disponer de ellos para muchas preparaciones, se pueden utilizar sólo las pieles a tiritas, enteras como estas, o cortadas por la mitad, a gustos.

Después para utilizarlas, cubiertas de chocolate negro están de vicio, a trocitos en un bizcocho, mezcladas con helado o yogur, o de riquísima decoración como en el roscón de reyes o en estas tartaletas de naranja...

Ingredientes:

5 naranjas sanguinas
400 g de azúcar
 200 g de agua

Preparación:

Lavamos muy bien las naranjas bajo el grifo, frotando la piel con un cepillito y las cortamos en rodajas finas con un cuchillo afilado.

Ponemos en una ollita el doble de peso de azúcar que de agua, lo ponemos a fuego lento y cuando rompa a hervir añadimos las rodajas de naranja, que deben quedar bien cubiertas.


Las dejamos cocer muy lentamente durante aproximadamente una hora.

Una vez confitadas podemos sacarlas con cuidado y dejarlas escurrir sobre una rejilla o disponerlas en tarros para guardarlas cubiertas con el almíbar.

Yo las he escurrido y una vez secas las he congelado separadas por papel encerado, así las tenemos listas para usar durante meses.


Comentarios

Driwrgy ha dicho que…
Por lo visto secan también muy bien a muy baja temperatura en el horno peeero me gusta más éste sistema. Gracias por compartir.
Mayte ha dicho que…
Que ricas!!! Me encantan, y nunca las he hecho.

Mil besos.

Entradas populares