Castillo de dragones


Este mes ha organizado el concurso de Papi, Mami, yo también, el blog Dulcerías de Almudena, y nos propuso hacer un castillo de principes y princesas, pero en nuestro caso, los dos principes, mis sobrinos Marcos y Adrián, decidieron que fuera un castillo de dragones, y como podeis ver en las fotos, se esforzaron mucho en que quedara muy bien, puesto que iba a ser la tarta de cumpleaños de su tía Esther. Aquí teneis el resultado, fue muy divertido.


Ingredientes:

1 plancha de bizcocho genovés
1 bote de crema de cacao y avellanas casera
buttercream teñida de un tono verdoso
cucuruchos de barquillo
galletas de barquillo de nata
fideos de chocolate
1 cajita de Mikado

Preparación:

Para hacer la buttercream batimos 200 g de mantequilla a temperatura ambiente, con una batidora de varillas y le vamos añadiendo azúcar glass, pusimos unos 375 g, y cuando quedo muy espeso le echamos una cucharadita de esencia de vainilla y un chorrito de leche, batimos muy muy bien y coloreamos con colorante alimentario hasta conseguir el color que nos guste.

Teníamos preparada una plancha cuadrada de bizcocho genovés, y la cortamos en cuatro trozos iguales.


Hacemos la base poniendo tres trozos de bizcocho, uno encima de otro, untando entre ellos con la crema de cacao y avellanas.

El trozo restante lo volvemos a cortar en cuatro y montamos de igual forma la torre del centro.

Y por ultimo con el trocito que nos queda, cortado en cuatro trozos montamos la torrecilla central, si es muy alta, usamos solo tres.

Recubrimos toda la tarta con buttercream verde y asimismo recubrimos con ella los cucuruchos de barquillo, para pasarlos después por los fideos de chocolate, hasta que queden bien cubiertos.


Aquí podemos ver como nos repartimos el trabajo entre los tres, todos muy concentrados.

Una vez bien untado todo el pastel, colocamos los cucuruchos recubiertos en las cuatro esquinas, usamos las galletas de barquillo para hacer puertas y ventanas y los Mikado, bastoncillos chocolateados, los usamos para hacer almenas.

Colocar encima del todo al dragón, señor del castillo, y listo.
Estaban muy orgullosos los dos del resultado, ¿se nota no?


Comentarios

Cyllan ha dicho que…
Que tarta mas divertida, me encanta.
Seguro que lo pasaste genial haciendola y luego comiendola...
Driwrgy ha dicho que…
Mis primillas prefirieron convertirse en las princesitas de su propio castillo encantado. Yo estuve por convencelas para hacer uno con un toque fantasmagórico o de arena pero no hubo manera. A casa de la abuela llegaron con el vestuario completo, accesorios incluidos y fue eso lo que hicimos.
Ahora eso si, a miel de los dragones me llama mucho más la atención, será porque yo nunca soñé con ser princesa de ningún cuento de hadas, jajaja.
Un besazo y suerte.
Cris.
Fabi ha dicho que…
Desde luego es para que estén orgullosos, el castillo quedó impresionante! Un saludo.
Driwrgy ha dicho que…
Gracias por comentar. La verdad es que lo pasan en grande con estos retos, y con el de este mes ¡mucho más! Ahora toca cruzar los dedos. Bss y suerte.

Entradas populares